Llueve sobre mojado.

A ti: si alguien te reclama por cosas tan simples y lo hace parecer un pecado; es por que la otra persona lo hace; pero tu, haz sobre pasado el limite, haz invadido mi privacidad hasta el punto en que me he sentido ofendida, ultrajada y sobre todo humillada.

No se si ya diste con este blog; pero estoy completamente segura que si lo encuentras, deberías saber que te quise, si, pero nunca lo suficiente; nunca fuiste a quien trate de encontrar, fuiste mi amigo lo suficientemente como para que yo me acostumbrase a ti; es imposible hablar contigo.

Soy tu chiste; soy lo que le sigue de la broma que te parece graciosa, por que hoy después de sentirme humillada, pareciera que te estas riendo de mi, en mi cara.

Tal vez fue mi culpa; al darte tantas armas para atacarme. Me disculpo por no aceptar lo que todos juraban que eres, perdón, en serio perdón.

Felicidades. Te lo Agradezco, por regresarme a la realidad de una forma tan humillante.