Listen… This is just a dream.
But very clever people can hear dreams. So, please, just listen. I know you’re afraid… but being afraid is all right. Because didn’t anybody ever tell you… fear is a superpower?
Fear can make you faster and cleverer and stronger. And one day, you’re going to come back to this barn, and on that day you are going to be very afraid indeed.
But that’s okay. Because if you’re very wise and very strong… fear doesn’t have to make you cruel or cowardly… fear can make you kind. It doesn’t matter if there’s nothing under the bed or in the dark, so long as you know it’s okay to be afraid of it.
So, listen. If you listen to nothing else, listen to this. You’re always going to be afraid… even if you learn to hide it. Fear is like… a companion… a constant companion, always there.
But that’s okay, because fear can bring us together.
Fear can bring you home…

-Clara Oswald “Listen – Doctor Who”

Anuncios

Obra de Arte

Cuando camino contigo por los pasillos es como llegar a casa. Parece un hogar a tu lado. Aún cuando se que esta helando fuera.
¿Podemos ser realistas esta vez?
Recuerdo esa fiesta en casa de tu hermana, olvide una bufanda.
Recuerdo cuando cantábamos en el coche, aún puedo imaginármelo después de todo este tiempo.
Y se que hace mucho que todo eso se fue, no hay más magia y tal vez parece que estoy bien, pero no estoy muy segura de eso.
Tu mamá siempre me enseñaba fotos de ti cuando eras pequeño, junto con tu hermana, sonriendo.
Me aterra que a veces hablas de tu pasado como si pensaras que tu futuro soy yo, pero ya estuvimos aquí ¿lo recuerdas?
Me olvide hace mucho de ti, como para recordar por que que te necesitaba.
Tal vez ahora que estoy fuera por fin puedo verlo todo más claro, después de todo este tiempo.
Recuerdo cuando bailábamos con la luz del refrigerador, lo recuerdo, estaba ahí.
Tal vez nos perdimos en la transición y no hay nada que salvar, tal vez pedí demasiado o tal vez esto era una obra de arte hasta que la tiraste a la basura, recuerdo que corriste asustado sobre esto, lo recuerdo estaba ahí.
Y a veces llamas y me sigues rompiendo como todas las promesas que hiciste, con la intensión de ser honesto, pero ser honesto no significa ser cruel…
He tratado de encontrarme de nuevo, con tanta fuerza, me regresaste todas mis cosas yo hice lo mismo, inclusive el separador que dejaste en el libro que te deje, pero no me regresaste esa bufanda de la primera semana, donde todo parecía ser tan brillante que me dejaba ciega.
Estas aquí, de vuelta a donde perdimos la única cosa completamente real que tuvimos.
No quiero seguir recordando todo, prefiero volver a vivirlo.
Aún cuando sepa como va a terminar.
Al final de cuentas todo va a estar bien.
Recuerdo que todo estaba bien.

My dear Sixsmith…

Solo quiero oírte decir que “Si”
No me des más largas que no puedes cumplir.
Solo di que quieres verme otra vez, que quieres hablar.
Se que estoy asustada y tu lo también lo sabes, esta en el aire, se que también lo puedes sentir.
Solo dame una oportunidad, sabes que no hay nada de malo.
Un “No” más y te creeré, saldré por la puerta por la cual me dejaste entrar y te dejare ser.
Pero tienes que entender que no quiero a nadie más, te quiero a ti, no puedo pasar ni un minuto más pensando que algún día voy a tenerte de vuelta.

Alguna vez leí “No tuvieron final feliz, pero sonrieron todas las horas que pasaron juntos. Y sólo por eso, mereció la pena.”
No pienso pasar toda mi vida recordando esas horas sola, quiero recordarlas contigo.

A half-read book, is after all, a half-finished love affair

Y viceversa…

“You know when sometimes, you meet someone so beautiful – and then you actually talk to them, and five minutes later they’re as dull as a brick; but then there’s other people. And you meet them and you think, ‘Not bad, they’re okay,’ and then when you get to know them… Their face just sort of becomes them, like their personality’s written all over it, and they just – they turn into something so beautiful.”

La vida no se equivoca, si me dio otra oportunidad contigo es por que así lo quiso

¿Qué puedo decirte, cuando ya te he dicho todo?

Tengo que escribirlo, tratar de ordenar mis ideas, quiero que sepas como me sentía desde antes de que te viera salir de ese edificio, mis manos temblaban tanto desde el momento que me dijiste “Salgo 11” , me dieron nauseas y los nervios que solo me dan cuando hay demasiado desorden en mi vida; toda mi clase pensé en solo una cosa: No lo estropees. 

No podía desperdiciar esa oportunidad, tal vez, era mi única oportunidad de que me escucharas, tal vez lo que dije no tuvo tanta lógica, prepare un discurso desde hace días (lo juro) y cuando te vi lo olvide, tal vez tendría que haberte dicho lo mucho que te extraño todos los días (y todos los días no es una exageración), lo mucho que pienso en ti, lo mucho que lamento todo lo que todo el mundo ha decidido decir, en serio trate de pararlo con todas mis ganas.

Estuve tan enojada conmigo, tanto tiempo, por lo tonta que he sido, tal vez contigo estaba enojada también, pero ese enojo es superficial, se fue cuando supe que jamás iba a poder hablar contigo de nuevo. Tal vez yo era un cero a la izquierda, tal vez tantas cosas las pude haber solucionado si no fuera tan terca y cobarde. Eras la luz verde de mi faro.

No sé como explicarlo, pero no pensé encontrarte y no me refiero a ayer cuando hablamos, me refiero a que no pensé encontrarte en mi vida, eres como una bolsa repleta de panditas rojos, no verdes, no amarillos, no naranjas, ¡Rojos!, Tienes la inteligencia, la creatividad y el sarcasmo necesario para que me sienta cómoda contigo (Y no sé si alguna vez lo he dicho, pero no me siento cómoda con nadie más). 

Gracias por darme una oportunidad para hablar, de darme a explicar, por ir conmigo cuando todos te dijeron que no, gracias por no mirarme como si fuera tan solo una persona pasando, gracias por tu respuesta. No puedo explicarlo, pero cuando estabas cerca, era la persona más  fuerte que he conocido, gracias también por eso.
Tal vez pido demasiado, pero tal vez tu tiraste esta obra de arte a la basura.

Perdón por tardarme tanto y tal vez ahora es muy tarde. Perdón por no decirlo en persona ayer, se que debía hacerlo, pero estaba muy nerviosa y mis piernas se congelaron más de dos minutos y trataba con todas mis fuerzas no llorar enfrente de ti… 

Te debo más cosas que las que tengo ganas de admitir. 
Te necesito más de lo que tú alguna vez me vas a necesitar.

Cuando hablamos fue como quitarme un peso de encima. 
Puedo respirar de nuevo, en serio, respirar muy profundo, sin sentir como mis pulmones colapsan